Más conocimiento, más consumo

Organizamos la primera Jornada de Yerba Mate y Salud en Chile

Médicos y nutricionistas chilenos ya tienen en sus manos más y mejor conocimiento sobre los efectos del consumo del alimento en la salud, especialmente sobre su rol en el combate del sobrepeso y enfermedades metabólicas.

Viernes, 23 de noviembre de 2018

mate y salud jornada investigación en chile yerba mate

Organizado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), los profesionales de la salud asistieron (el 22 de noviembre de 2018) a la Jornada de Divulgación Científica Yerba Mate y Salud que se realizó en Vinolia -espacio diseñado específicamente para eventos sobre alimentos en Vitacura-, en la ciudad de Santiago de Chile.

En el lugar conocieron en detalles los estudios científicos que certifican las propiedades funcionales y el efecto protector de la infusión en enfermedades metabólicas como la diabetes, el colesterol y descenso de peso, con las exposiciones que brindaron el bioquímico Rafael Pérez Elizalde y el doctor Elio Soria.

El evento congregó a decenas de médicos de clínicas privadas de Santiago, como la Clínica Alemana y la Clínica Las Condes, así como a nutricionistas de otras instituciones, para que conocieran de primera fuente los beneficios del consumo de esta milenaria yerba, respondieran dudas con sus colegas científicos y conocieran cómo indicar a sus pacientes el consumo de esta yerba como coadyuvante en los tratamientos de enfermedades metabólicas y de control del sobrepeso.

Alimento saludable

Los expositores abordaron los positivos efectos de la yerba mate sobre el riesgo cardiometabólico, el riesgo de diabetes y el combate del sobrepeso. Junto con ello, han derribado los mitos sobre el riesgo del consumo del mate en la lactancia materna y su efecto sobre la presión arterial y la mucosa gástrica.

“Hemos hecho una investigación en Mendoza donde hicimos un plan alimentario, acompañado de dos litros de mate, reemplazando los dos litros de agua, y colaboraba mucho en el descenso de peso. Por dos o tres razones científicas reales. Uno de ellos es que actúa sobre el sistema nervioso central y disminuye la sensación de apetito – cuando uno toma mate generalmente no tiene hambre – y otro es que ayuda a la eliminación de las grasas que uno puede incorporar, entonces junto con un plan alimentario, la incorporación del mate es un coadyuvante muy importante”, destacó el doctor Pérez.

El bioquímico de la Universidad Maza de Argentina presentó una serie de investigaciones realizadas en la universidad mendocina, que demuestran que la ingesta de yerba mate –idealmente sobre el medio litro diario – se asocia con una menor incidencia de diabetes, hipertensión y dislipidemia. En una de las investigaciones, se verificó un importante descenso en los triglicéridos y el colesterol total al consumir diariamente mate preparado con 50-100 gramos de yerba.

Este descubrimiento es muy relevante para el ámbito de la endocrinología. Tal como plantea la doctora Verónica Mericq, endocrinóloga de la Clínica Las Condes.

“Me pareció que aborda un tema poco conocido y explorado en la medicina chilena; y que sus efectos parecen ser coadyuvantes de un hábito de vida saludable”, puntualizó Mericq.

Elio Soria, en tanto, presentó una investigación que demuestra que el extracto de yerba mate podría modificar el metabolismo celular de las células del bazo para promover que resistan a la toxicidad producida por el arsénico presente en el agua que consumimos.

Junto con ello, relataron que se ha comprobado científicamente que consumir mate eleva la serotonina – al igual que el consumo de chocolate, por ejemplo – por lo que la yerba mate entró a la lista de los alimentos de la felicidad. Junto con ello, su gran concentración de polifenoles, hace que tenga un gran poder antioxidante y de protección celular.

El doctor Soria planteó que en la carrera de medicina se enseña muchísimo sobre las patologías y su tratamiento y poco sobre mantener la salud a través de la prevención y sobre la fitoterapia. En esa línea, los estudiantes de medicina que asistieron hacen un balance positivo respecto a la exposición de los profesionales argentinos.

“Me parece necesario y relevante que un nuestro país se den a conocer las bondades del mate. Como estudiante me parece importante abordar el tema en las universidades, seminarios de medicina, ya que aún existe mucho desconocimiento sobre los beneficios de esta yerba”, señaló Laura Hinrichs, estudiante de medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Más conocimiento, más consumo

El consumo de yerba mate en Chile se ha incrementado en los últimos años de la mano de un consumo urbano, vinculado con el deporte y el welness. En 2017, las importaciones aumentaron un 20% y actualmente el vecino país representa uno de los principales mercados de exportación de la Yerba Mate Argentina, con cerca de 4 millones de kilos comercializados al año, lo que lo sitúa en el primer lugar entre los países que importan mate en la región.

No obstante, el desconocimiento sobre sus beneficios y los mitos sobre sus posibles impactos aún perduran. Aún existen personas que piensan que consumir mate puede afectar la presión, poner en riesgo al bebé en el caso de un embarazo o en la lactancia o que puede generar acidez, todo ello por la escasez de información con que contamos en el medio nacional.

En ese contexto, el INYM viene implementando distintas acciones para generar más conocimientos sobre el alimento y sumar consumidores, entre las que se destaca esta primera Jornada de Yerba Mate y Salud.




Te puede interesar

Volver a prensa